El Casco Viejo de Bilbao reivindica tradición e innovación en el VII Concurso de Caldos, con 21 bares participantes

Txomin Gómez, responsable del Lurrina, que ganó el campeonato de caldos de 2016.
Txomin Gómez, responsable del Lurrina, que ganó el campeonato de caldos de 2016.
  • Bares, cafeterías y restaurantes compiten en este concurso entre hoy, 13 de febrero, y el 26 de febrero. Es el primer certamen gastronómico del año y uno de los que más tirón tiene entre el público.
  • El éxito de las pasadas ediciones ha originado una competición sana entre hosteleros que ha derivado en un aumento de calidad hasta alcanzar “niveles de excelencia”.
  • El público será el único jurado del certamen, que podrá votar por sus caldos preferidos y optar, además, a tarjetas regalo de 100 euros.
  • El caldo es uno de los productos más demandados e imprescindibles, según los expertos, en esta época en la barra de cualquier bar.

BILBAO, 13 de febrero de 2017. Un total de 21 bares, cafeterías y restaurantes del Casco Viejo de Bilbao tomarán parte en el VII Concurso de Caldos, que ha arrancado este lunes 13 de febrero y que se alargará hasta el domingo 26 de febrero. La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao, organizadora del concurso, reivindica así un producto gastronómico que une tradición e innovación y que se ha convertido en una alternativa saludable, sabrosa y de calidad en las barras del enclave histórico bilbaíno.

El concurso de caldos otorgará al ganador el título de ‘Rey de la Cuchara’, una vez se contabilice el voto del público, el único jurado de este certamen. Es el primer concurso gastronómico del año y uno de los que más clientes atraen en el casco histórico de Bilbao.

El caldo, un tentempié ideal en las jornadas invernales de frío y lluvia, vive una nueva juventud en los últimos años. Tanto que se ha convertido en una opción imprescindible en las barras del Casco Viejo, junto con los pintxos y bebidas más habituales. De hecho, el concurso organizado en el Casco Viejo ha rescatado, en sus seis ediciones anteriores, recetas tradicionales de alta calidad y, al mismo tiempo, ha hecho hincapié en nuevas recetas, que reúnen lo mejor de la cocina tradicional e ingredientes y composiciones innovadoras y variadas.

Prueba de ello es el ganador de la pasada edición, el bar restaurante Lurrina de la calle Barrenkale Barrena, que prepara, siguiendo la receta de su chef, Txomin Gómez, un caldo en el que cabe verdura, huesos tostados y hongos, entre otros ingredientes. Los dos años anteriores, sin embargo, el campeón fue el bar restaurante Iru Anai, de Iturribide, con una receta muy tradicional con base de garbanzos, gallina, zancarrón y verduras y un toque personal con productos como el apio.

Así, el éxito de las pasadas ediciones ha originado una competición sana entre hosteleros que ha derivado, en definitiva, en un aumento de calidad hasta alcanzar “niveles de excelencia”. “Se trabaja con los mejores ingredientes y con recetas muy cuidadas. Los clientes lo saben y de ahí que el trabajo de nuestros hosteleros mejore día a día”, resume el presidente de la Asociación de  Comerciantes, Unai Aizpuru. Los hosteleros participantes lucharán por el trofeo de ganador, que simboliza una cuchara de cocinero, muy apropiada para representar el título de ‘Rey de la cuchara’.

La decisión, en manos del público al cien por cien, no será fácil. Los clientes deberán decantarse entre una gran variedad de caldos de calidad, elaborados de muy diversas formas y en los que la mano del cocinero es fundamental para dotar al plato de su sabor de base, de la sustancia, textura, presentación…   Los clientes, así, serán los encargados de otorgar, entre los días 13 y 26 febrero, ambos incluidos, el título que encumbrará al mejor caldo del Casco Viejo de 2017. Quien consuma un caldo entre los establecimientos participantes, que estarán debidamente señalados con un cartel, podrá participar en la votación.

Cuatro criterios de puntuación

Así, el cliente recibirá una papeleta en la que podrá puntuar de uno a diez cuatro apartados: la temperatura; la sustancia, el sabor; y la presentación y los complementos del caldo.  Y su voto, como en el resto de concursos gastronómicos que organiza la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao, tendrá premio. Los clientes votantes participarán en el sorteo de tres tarjetas ‘opari txartela’ de Kutxabank de 100 euros cada una, que podrán usar para sus compras en los comercios asociados.

Aunque, para el público, la votación tiene su complejidad, dado que el caldo, según los hosteleros del Casco Viejo bilbaíno, es, posiblemente, uno de los productos más variados, más diferentes, que puede ofrecer la hostelería. “Y cada maestrillo tiene su librillo”, admiten. En todo caso, se pueden encontrar caldos más o menos elaborados, con base de verduras, carne, más o menos complementos; de garbanzos, gallina, ternera… “Las posibilidades son tantas como bares; y, a veces, como días en los que se prepara el caldo”, explica Aizpuru.

Con la celebración de este concurso gastronómico, la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo quiere conocer, una vez más, la opinión de la clientela, “a los que nos debemos día a día”, señala Aizpuru. “Tomaremos nota de lo que nos digan, y, por eso vamos a premiar su paladar”, añade.

Así, los bares apuran ya sus recetas para presentar ante el público su mejor caldo.  Los bares participantes son: Bar Café Palacio Arana; Bar Charly; Bar Egiluz; Bar Restaurante Baste; Bar Restaurante Lontz;  Bar Restaurante Víctor; Batzoki Bilbo Zaharra; Café Bar Bilbao; Café Bizu Bi; Café Bizuete; Café Lago; Cervecería Casco Viejo; Kapikua; La Olla de la Plaza Nueva; Naikari; Peña Athletic Casco Viejo; Plaza Unamuno; Restaurante Lurrina; Sorginzulo Taberna Retolaza; y Víctor Montes.