El Café Lago, el mejor pintxo de bacalao del Casco Viejo: “un bocado y medio con una estrella Michelin”

El Café Lago, campeón del Concurso de Pintxos de Bacalao del Casco Viejo
El Café Lago, campeón del Concurso de Pintxos de Bacalao del Casco Viejo

 

  • El histórico bar restaurante de la calle Correo se impone en la tercera edición del campeonato con una receta del cocinero bilbaíno Eder Montero, que tiene una estrella Michelin en Nueva York.
  • Es el primer local hostelero que se hace con tres txapelas en otros tantos concursos gastronómicos diferentes del Casco Viejo de Bilbao celebrados durante la temporada: rabas, caldos y, ahora,  bacalao.
  • El pintxo, elaborado en el momento, se compone de una rebanada de pan, bacalao desmigado, cebolla morada de Zalla, orégano, tomate natural rallado y aceite de oliva.
  • El Restaurante Kasko de la calle Santa María y el Café Bar Bilbao, de la Plaza Nueva, han quedado en segunda y tercera posición, respectivamente.
  • Este concurso gastronómico que organiza la Asociación de Comerciantes pone de manifiesto la creatividad e innovación en los fogones del Casco Viejo: la mayoría de los pintxos se salían de lo tradicional. 

 

BILBAO, 11 de mayo de 2017. Un pintxo frío, para comer de bocado y medio y elaborado en el momento. Es el sencillo pintxo de bacalao, pero con una estrella Michelin, con el que el Café Lago de la calle Correo se ha proclamado campeón del III Concurso de Pintxos de Bacalao del Casco Viejo, organizado por la Asociación de Comerciantes y que se ha entregado esta mañana. El pintxo ganador, denominado ‘bacalao roto’, es una pequeña ensalada de bacalao,  compuesta por una rebanada de pan, cubierta por bacalao desmigado, cebolla morada de Zalla, orégano, tomate natural rallado y aceite de oliva.

La receta es del cocinero bilbaíno Eder Montero, que cuenta con una estrella Michelin en uno de sus restaurantes de Nueva York, y que enseñó al propietario del Café Lago, Boni García. “Eder puso este pintxo en su boda; gustó mucho y me enseñó la receta”, explica García.

El segundo y tercer premio han ido a parar a los establecimientos hosteleros Restaurante Kasko, de la calle Santa María, y el Café Bar Bilbao, de la Plaza Nueva, respectivamente. Los tres premiados han recogido los galardones esta mañana en un acto celebrado en el establecimiento ganador.

Con este premio, además, el Café Lago se ha convertido en el primer local hostelero del Casco Viejo de Bilbao que logra hacerse con tres txapelas de campeón en otros tantos concursos gastronómicos diferentes organizados por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo durante la temporada. A principios de año, de hecho, se impuso en el campeonato de caldos del Casco Viejo, y, a finales del año pasado, en el de rabas. “No lo esperábamos, pero es todo un orgullo, un reconocimiento fruto del trabajo y del gran equipo que tenemos en la cocina”, explica el propietario del Café Lago.

Los premios a los mejores pintxos de bacalao son fruto del voto del público y de un jurado especializado, coordinado por el cocinero y presidente de Bilbao Dendak, Aitor Elizegi. Todos ellos han evaluado el sabor, la presentación y el conjunto del pintxo. Más de 1.000 clientes del Casco Viejo, además, han puesto nota así a los 17 pintxos presentados durante el periodo que ha durado el concurso, la segunda quincena del mes de abril.

El resultado de los votos de los clientes y del tribunal especializado ha demostrado la calidad con la que se trabaja en los fogones del Casco Viejo y la pequeña diferencia que hay entre ellos, a juzgar por las notas dadas. La diferencia entre el primero y el segundo ha sido de tan solo 15 centésimas.

Más recetas innovadoras que clásicas

El concurso gastronómico que organiza la Asociación de Comerciantes ha puesto de manifiesto el trabajo por la creatividad e innovación de los hosteleros del casco histórico bilbaíno. De hecho, la mayoría de los pintxos presentados se han basado en recetas innovadoras. Así, se han visto recetas en las que el bacalao estaba aderezado con algas, boniato, yuca o granada, entre otros ingredientes, además de salsas diferentes, marinados o acompañamientos como txipirones o txangurro, por ejemplo.

Este concurso gastronómico, como otros que organiza la Asociación de Comerciantes, pretende también conocer la opinión de la clientela y, gracias a ella, mejorar día a día la calidad del servicio. También por ello se premia a los clientes que han votado en este concurso con tres cheques regalo de KutxaBank de 100 euros cada uno para gastar en los locales asociados del Casco Viejo. De los tres cheques, uno ha ido a parar a una turista de Fuenlabrada. “Ahora tengo una muy buena excusa para volver a Bilbao a gastarme los 100 euros en el Casco Viejo”, ha afirmado.