El Café Lago, el mejor caldo del Casco Viejo con una receta muy tradicional heredada de padres a hijos

Foto de la familia de los ganadores del VII Concurso de Caldos del Casco Viejo de Bilbao
Foto de la familia de los ganadores del VII Concurso de Caldos del Casco Viejo de Bilbao

VII CONCURSO DE CALDOS DEL CASCO VIEJO DE BILBAO

  • La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo ha entregado esta mañana los galardones a los mejores caldos del corazón histórico de Bilbao. El trofeo principal, una cuchara de cocinero que proclama al ‘Rey de la Cuchara’.
  • El segundo y tercer premio han correspondido al bar Lontz, de Barrenakale Barrena 6 y al restaurante Lurrina, de Barrenkale Barrena, 18.
  • La receta ganadora se compone de puerro, apio, cebolla, lechuga, perejil, zancarrón y hueso de rodilla.
  • El concurso pone de relieve el tirón de este producto entre los visitantes y la alta calidad de las cocinas del Casco Viejo.

BILBAO, 15 de marzo de 2017. La tradición se impone en la elaboración del caldo, uno de los productos más típicos de la hostelería del Casco Viejo. Una receta tradicional, a base de verduras, zancarrón y hueso, heredada de padres a hijos se ha impuesto en el VII Concurso de Caldos del Casco Viejo de Bilbao. El responsable, el café Lago de la calle Correo 13, cuyo propietario, Boni García, heredó de su madre hace varias décadas y que ya elaboraba en su casa, antes de llegar a la hostelería.

La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao, organizadora del certamen, ha entregado esta mañana el trofeo que identifica al ganador como ‘Rey de la cuchara’ –el trofeo es, de hecho, una cuchara de cocinero-, de este VII Concurso de Caldos, en el que han participado 21 bares, restaurantes y cafeterías del corazón histórico de Bilbao durante el mes de febrero. El segundo premio ha correspondido al bar Lontz de la calle Barrenkale Barrena, 6; y el tercero, al restaurante Lurrina, de Barrenkale Barrena, 18.

La del ganador es, pues, una receta clásica, pero con un punto muy particular, según explica el propietario Boni García. Así, tiene una base de verduras (puerro, apio, cebolla, lechuga y perejil), carne –zancarrón, generalmente, pero, a veces, falda de ternera- y hueso de rodilla. El resto lo hace una cocción a fuego muy lento durante cuatro horas y, por supuesto, “mucho cariño, mucha profesionalidad y mucha experiencia”, relata el autor. “Ha gustado muchísimo y vemos que el caldo, elaborado con calidad, cada vez tiene más éxito”, explica.

El concurso de caldos pone de manifiesto, de este modo, la alta calidad de los fogones del Casco Viejo y, pasados ya siete años desde que comenzó el certamen, también revela que este producto tiene cada vez más tirón entre los visitantes. No solo en los bares, sino también en cafeterías, como la del ganador, o en restaurantes como el tercer clasificado.

“El caldo es un producto imprescindible en las barras de cualquier bar, sobre todo en los meses de frío, junto a una buena gilda, unas rabas, sobre todo los fines de semana, o el pintxo de tortilla”, explica Unai Aizpuru, presidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao.

El cliente, el único jurado

Este concurso, además, viene avalado por los clientes, ya que son ellos, en exclusiva, los que han votado por sus caldos preferidos. Así, por medio de papeletas específicas para este concurso, la clientela ha valorado, en una escala de 0 a 10, la temperatura, la sustancia, el sabor, la presentación y los complementos del caldo. Esta implicación de los consumidores se ha plasmado, a su vez, en premios. Tres clientes han recogido las tres ‘txartelas opari’ de Kutxabank de 100 euros cada una y con las que la Asociación quiere agradecer su participación. “Nos debemos a nuestros clientes. Son ellos los que marcan el día a día y nos indican la manera que tenemos de mejorar, tanto en el comercio como en la hostelería”, explica Aizpuru.

Por ello, con este tipo de concursos, la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo pone en marcha herramientas que sirven para conocer el quehacer de la hostelería y, al mismo tiempo, los aspectos a mejorar. Otros concursos gastronómicos de la agrupación comercial son el de gildas, rabas o bacalao, entre otros.